Proyecto Negocios Rentables

Descarga tu reporte gratuito, el link esta al final de esta pagina, mira este caso de estudio…

crear tu propia marca con productos de un tercero....

Te han llegado ofertas de algun producto que sabes que se vende mucho… y piensas …«Esa empresa le pego al producto que era»

Es lo que llamamos crear una marca y hacer miles de ventas….

Es la magia del mundo del comercio electrónico. Una idea… y preguntarle ala gente si les gusta…e  iniciar una compañía de miles de ventas al día.

Esta historia es para no creer, pero no te confundas, es real…😯

Crear una empresa probablemente sea lo último en lo que pienses cuando tienes resaca.

En 2011, la suiza Sophie Trelles-Tvede cursaba su primer año en la Universidad de Warwick, Reino Unido, pero se sentía insatisfecha.

La joven, que por entonces tenía 18 años, fue a una fiesta bajo la consigna de vestirse de «cualquier cosa menos ropa» organizada por el sindicato de estudiantes.

«Cuando me dirigía a la puerta, vi el teléfono viejo y en desuso en la pared. Desenchufé el cable (que tenía forma de espiral) y me até el cabello«.

El «momento de iluminación», describe Sophie, llegó a la mañana siguiente.

«Desperté con resaca, pero sin ningún dolor de cabeza, a pesar de que los había estado teniendo regularmente. La liga no tiraba de mi pelo ni dejaba una marca en mi cabello», cuenta Sophie, que ahora tiene 27 años.

Llamó a su entonces novio y ahora socio comercial, Felix Haffa, y ambos decidieron trabajar en la creación de un prototipo, una cinta para el cabello en espiral, financiando el proyecto ellos mismos.

«Le pedimos a un tipo que fabricaba el cable telefónico que lo cortara y lo soldara en forma redonda», cuenta.

«¡La primera caja (entregada) era horrible! Pero pensé: ‘todavía hay algo en esto'», agrega Sophie.

La joven comenzó a pedir opiniones y hacer modificaciones del producto que le tomaron algunos meses.

Y entre ellas, Sophie decidió que el envoltorio debía ser transparente y con tres ligas en espiral para el cabello en cada caja por un valor de £5 (US$6,25).

«El empaque era muy importante para mí. Quería que comprar un Invisibobble (como se llama el producto) fuera una experiencia divertida, como comprar una paleta de sombras de ojos, en lugar de papel higiénico», compara.

Los dos decidieron cambiar a un fabricante más grande en China en 2012 para producir las cintas para el cabello a granel.

Ese mismo año comenzaron a vender productos en internet y en peluquerías.

Las ventas crecieron rápido e Invisibobble comenzó a venderse internacionalmente en 2013. En colaboración con distribuidores de todo el mundo, la empresa enviaba el producto a 12 países.

Aunque la compañía estaba creciendo, «la gente inicialmente despreciaba mi producto. Me hacía gracia porque era ‘solo un accesorio para el cabello’ y mis compañeros de departamento se reían de mis publicaciones sobre el negocio en Instagram», cuenta Sophie.

Pero para cuando Sophie se graduó en 2014, Invisibobble tenía una facturación anual de más de US$6,6 millones.

«La gente todavía no puede creer que Invisibobble puede ser un trabajo de tiempo completo para mí».

«En mi último año, la consejera de la carrera me dijo que buscara empleos en Recursos Humanos cuando descubrió que yo quería trabajar únicamente en mi negocio».

Este sitio no forma parte del sitio web de Facebook ni de Facebook Inc.
Además, este sitio NO está respaldado por Facebook de ninguna manera. 
FACEBOOK es una marca registrada de FACEBOOK, Inc.
 

Proyecto Negocios Rentables. – Copyright 2020 © – Todos los derechos reservados.